17 de septiembre de 2010

Maldita la gracia...

Lo que está escrito en otro color de fuente son enlaces

      Ahora escucho un ratito, cuando voy en el coche por las mañanas, el nuevo programa de radio de Europa FM: “Levántate y Cárdenas”. Hay una sección del programa que es sobre bromas. La del miércoles me hizo mucha gracia pues un tipo llamó a un sitio de esos de descargas de juegos para el móvil y se quejaba del servicio porque se descargó el juego de los SIMS y su muñeco no se levantaba de la cama. Por lo visto, le explicaba a la del servicio de descargas, había pasado el fin de semana con otra SIM dándole salami (palabras textuales) y llevaba dos días sin moverse. La del servicio de descargas se lo quitó de encima como pudo, diciéndole que buscase la solución por internet. Al día siguiente volvió a llamar, en esta ocasión se puso un hombre y el bromista, entre sollozos, le contó que quería poner una reclamación porque su SIM había fallecido. El del servicio de atención, impasible ante los lloros del cliente por la pérdida de su muñeco, le decía que no debía llorar por un juego, y terminó dándole largas como su compañera. Esta historia me hizo recordar esas denominadas "pruebas de amor" que yo definiría más bien como “putadas de amor”. En Youtube encontré unas cuantas de las que recordaba.

      Esta primera no es una prueba de amor en sí, se trata de una chica que llama a su novio para decirle (sin ser cierto) que le ha puesto los cuernos. El premío que conseguía ella por realizar la llamada era un mp3. Es un ejemplo de lo que te puede pasar, merecidamente, por jugar con fuego. El novio, aparte de llamarla golfa en directo, le confiesa las ocasiones en las que él le ha puesto la cornamenta a ella. No tiene desperdicio.

      Luego están las que realmente le quieren hacer la prueba al novio y, encima, para darle más morbo al asunto, usan a su mejor amiga como gancho. Este es un ejemplo de una tía embarazada cuya amiga le dice en directo a su novio que se ha enterado de que tienen problemas y que como a ella él le gusta desde hace tiempo, pues le apetecería tener una cita con él. El tío le dice que lleva tres meses sin sexo y le pregunta si están hablando de lo mismo. Lo más gracioso de esta historia es que cuando la novia aparece en escena, una vez lo tienen todo planeado los tortolitos con botella de vino incluida, el tío le suelta: ¡Te juro que no es lo que parecía! Muy bien campeón, ahí, negándolo hasta el final. Esta frase está claro que no es un mito ¡¡¡Se usa!!! Y cuando la gente la suelta ¿será porque entran en tal estado de shock que el cerebro reacciona pulsando el piloto automático donde se encuentra esta frase? ¿O es que realmente sienten que no es lo que parece porque se les baja todo el calentamiento de un plumazo? Y lo que también me pregunto es, ¿cómo habrá terminado la amistad entre esas dos mujeres? Porque si eres tan celosa como para llegar a ese extremo de poner a prueba, luego en frío te deberán comer los demonios pensando que tu chico se habría acostado con la “capulla” de tu amiga, que encima se le ha insinuado en tus narices y ante media España, ¡Y qué bien hizo el papel la jodía! ¿No sería que en el fondo le gustaba? A saber lo que habrá pasado.

      Y ellas tampoco se quedan atrás… Esta es una prueba a una tía que no tuvo sexo telefónico en directo porque la presentadora no le dio pie, pero casi. Eso sí, la tía con dos cojones, no dijo aquello de ¡esto no es lo que parece! Le soltó ¿Qué piensas pava, que voy a estar contigo de por vida? Aunque medio al final, se nota que va reculando.

      Luego está el caso de una tía que cuando termina la llamada te preguntas ¿Será que la tía quería dejarle y no sabía cómo? Porque el tío no entra en la broma ni de coña, se ve claramente que incluso se siente incómodo y molesto; pero la tía, sin venir a cuento, le deja...

      La verdad es que no entiendo cómo la gente se atreve a hacer cosas de este tipo, y la cara de tonto que se te tiene que quedar cuando te dicen que es una broma. Seguro que luego pensarán ¡Joder, encima que me pillan infraganti me quedo sin revolcón!

      Y no podía terminar sin recordar mi broma favorita de la radio. No tiene nada que ver con novios, pruebas de amor, cortar en directo (esto ya es para estudiarlo con un profesional delante). Mi favorita es la del chaval del Hispasat, a este chico deberían haberle dado un premio o algo, por Dios, si es que se tiran casi catorce minutos con la broma y no se puede tener más paciencia ni ser más salao. Son dos partes, quién no lo haya escuchado, este sí que merece la pena escucharlo.
Hispasat 1    

4 comentarios:

  1. Que de risas me he echado yo camino de la facultad escuchando la Jungla. Esta del Hispasat no la recordaba, pero recuerdo una en que al que llamaban le decían que iban a digitalizarle la línea para que pudiese llamar el ascensor desde casa.... La bomba, voy a ver si la encuentro.

    ResponderEliminar
  2. Hay una muy buena, no sé de qué programa es, de uno que llaman a un tío diciéndole ¡soy tu ano! pero le llama en repetidas ocasiones, y el otro cabreado como una mona, que ya no encuentra ni qué taco soltar porque yo creo que ya los ha dicho todos y no sabe ninguno más... ¡¡te partes!! Está en youtube y se titula así ¡soy tu ano! Creo que hay versión larga y corta, yo he escuchado la corta.

    ResponderEliminar
  3. jajaja.... es que no puedo ni escribir !!!! Me he tronchado con lo del hispasat ufffff........ que buena gente hay por el mundo. Tu realato no tiene desperdicio. Me voy a trabajar hoy mucho más feliz.¡¡¡ Gracias!!!

    ResponderEliminar
  4. Hija, que fácil es hacerte feliz a ti ;) Besotes

    ResponderEliminar