1 de julio de 2011

Noches de verano

    Fotografía de Eduardo Margareto

      Todas las noches salíamos a tomar el fresco, en cuanto se encendían las luces de la calle se podía escuchar el tintineo de los tenedores, a través de las ventanas, rematando la cena. Después acudían como llamadas por una melodía, cada una con su silla de enea. La esquina de nuestra casa era la elegida en aquella calle. El viento o su ausencia en los días más calurosos, allí se cruzaba con más libertad y mecía sus voces compartiendo recuerdos. Las risas alborotadas con alguna anécdota, el canto de los grillos, y el griterío de los niños jugando a nuestro alrededor; eran siseados por  las lechuzas en su particular forma de ulular. Yo sacaba mi libro con la intención de perderme en su lectura, aunque rara vez conseguía pasar de una página. Era imposible abstraerse de aquel espectáculo de vida.

(Inspirado en la imagen de Eduardo Margareto para el concurso de microrrelatos: Dónde lees tú)

14 comentarios:

  1. Cuando lo he leído me he dado cuento que estas escenas rurales será difíciles de disfrutar cuando yo sea viejo. Qué pena no tener pueblo...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me has recordado las noches de mi juventud en un pueblo muy sepia ya.
    Bsos

    ResponderEliminar
  3. Daniel: El problema no es no tener pueblo, de aquí a que seas viejo aún tienes tiempo de buscar uno y que te adopte. El problema es que eres muy joven y a saber cómo serán los pueblos del futuro... lo mismo son virtuales...

    Markos: de vez en cuando sacas unas frases que te robaría encantada, esta es una de ellas.

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado un micro tremendamente visual y eso es muy bueno si obviamos le has quitado el protagonismo al tema del concurso: Lugares de lectura XDDD
    Empiezo a sospechar que pecamos de demasiado generales y que deberiamos enlazar los micros con un libro en concreto, lo he pensado tarde y para esta semana no he enlazado jajajajjaja
    Por cierto, en la forma me gusta más el tuyo que el ganador ;)

    ResponderEliminar
  5. Jajjajjaja en el anterior le cambio el nombre a las flores (cosa que también hizo el ganador, ¿te fijaste?) y en este le quito protagonismo al tema del concurso... El siguiente no sé que haré, la foto me da miedito :S Estoy por contar una historia terrorífica...

    A ver si a la tercera va la vencida y lo ganamos alguna... Es el último ¿no?

    ResponderEliminar
  6. ¿El último? ¿Dónde lo has leido? no sé si en las bases ponía el nº total, hace tantas semanas que las lei que ya no me acuerdo jajajjajaja

    ResponderEliminar
  7. Pues o lo leí en su día en las bases o me lo he inventado... Una de dos.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo me he ido a ellas y no lo he visto XDDD

    ResponderEliminar
  9. Vale, en el micro de Gotzon lo leí:

    "Yo, el viejo y el mar es el sexto de los 12  finalistas del Concurso de Microrrelatos, de entre los que se elegirán al primer y segundo premio bla, bla, bla... ^_^

    ResponderEliminar
  10. Tú lo has dicho, un espectáculo de vida. Mezcla de nostalgia y añoranza, de recuerdos y, y silencios o vacíos que invaden las calles cuando cae la noche.
    Esa silla apoyada sobre sus dos patas traseras, y el respaldo sobre la pared permitía ver las estrellas o cualquier cielo que hubiera. Ahora impediría ver una pantalla.
    Afortunadamente aun existen noches en las que esa especie de ágora que se forma a la vera de un portal crean un espectáculo de vida.

    Me encantó tu noche de verano, en esta noche de verano :)

    Y tienes razón, somos muy afortunados de tener el mar a cualquier hora.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. ¿Quieres hacer el favor de presentarte al concurso ya de una vez, Carlos? Cada vez que abres la boca para soltar un comentario, este, supera al propio micro... ¡¡Hazme caso, presenta micro!!

    ResponderEliminar
  12. En realidad, Sara, me lo leí la misma noche que publiqué esa entrada, no me duró ni dos horas el libro xDD Me gustó, aunque era denso en algunas partes, creo que había demasiado pensamiento filosófico por ahí, pero también me gustan las historias reflexivas, así que la disfruté :) Y acabé llorando como una enana xD

    Un besote^^

    ResponderEliminar
  13. Es de los pocos (por no decir el único) que he cerrado a cal y canto sin llegar al final ni intención de retomarlo :S ¡No pude con él! Y mira que me he leído libros densos... El caso es que vi el trailer de la película y tenía buena pinta... lo mismo me animo un día, al menos así me entero de cómo termina.

    ResponderEliminar
  14. Angelical, que la suerte te acompañe, se me olvidó escribir el último y ya han cerrado el chiringuito <_< ¿Por qué pensaba yo que se cerraba a las 00h? Qué desastre soy...

    ResponderEliminar