20 de mayo de 2015

Reencuentro




    Era un sueño, lo notaba a cada paso y en los sonidos familiares y recurrentes, no era su primera vez allí. Aceleró sus andares para llegar antes de que volviera a esfumarse el momento. Le encontró donde siempre, faenando, con la medida de quien no tiene prisa. Se sentaron al calor de un café, él acarició su mano con ternura y ella aprovechó para contarle todo lo acontecido en su ausencia. Despertó satisfecha, esta vez no había olvidado decirle que le quería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario