5 de mayo de 2011

Espiral



      Observaba el movimiento de sus pequeñas aletas, mientras su padre limpiaba la pecera. Había sacado las piedras de colores y se disponía a llenar de nuevo la esfera cristalina. Los pececillos luchaban contra aquella espiral de corriente, bajo la diabólica mirada del niño que sostenía el tapón impasible.

(Escrito para el II concurso de microjustas literarias de OcioZero)

4 comentarios:

  1. Mientras más lo leo más me gusta XDDDD

    ResponderEliminar
  2. A ver qué se me ocurre en el siguiente... espero pasar esta vez de la siguiente ronda ¬_¬. Y a ver si hay suerte y desempatas favorablemente, los otros dos me han dejado sola...

    ResponderEliminar
  3. ¡Suerte en el reto de microjustas! Madre de Dios, ahora que recuerdo yo también me había apuntado y no me he vuelto a pasar por allí ¡Ahhhhhhhhhhhhh!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Ay madre, Sechat!! jajajajaja vete corriendo para allá que creo que todavía estás en plazo...

    ResponderEliminar